El baterista Phil Maturano ofreció una clínica con su método "inner clock" (reloj interno) para los alumnos de batería de todos los módulos, en el Auditorio de Ciudad de La Paz. Además, el lider del Phil Maturano Quartet, que regresó recientemente de un viaje por la India,  tocó con los alumnos de los ensambles de blues y de improvisación de jazz.

Para comenzar la clínica de batería apuntada especialmente al ritmo, el músico le explicó a los alumnos la importancia de la música de la India para los bateristas, "es una de las Mecas del ritmo, como África, Cuba", dijo. Al respecto, describió de forma práctica con diversos ejercicios el "konakol", sistema rítmico propio del lugar, y el "ragah", que es el sistema melódico de la India.

"Debemos tener en cuenta qué es lo que tenemos que estudiar como músicos para salir adelante, el ritmo hay que estudiarlo", subrayó Maturano, que luego de realizar algunos ejercicios se sentó en la batería para demostrar a los alumnos lo que estaba explicando respecto a los ritmos de la India.

El músico también se explayó sobre ritmos africanos y el vocabulario rítmico sobre el que se basan, "si no sabés esto, estás afuera del juego", sostuvo Maturano. "El ritmo es como un caleidoscopio -aseguró- vos lo girás, lo mirás de otra manera y hace otra forma; lo girás de nuevo y hace otra forma, y otra, y otra; esto es básicamente la clave del infinito".

Asimismo, Maturano consideró que la música es otra aparte del mismo órgano que es el lenguaje y señaló que el sistema "inner clock" que él utiliza es muy importante ya que un baterista no quiere tocar "intelectualmente", del estómago para afuera. "Hay que sentir la música sin contar", aseguró.



.








esp esp