El baterista Oscar Giunta, junto a su trío integrado por Arturo Puertas, en contrabajo, y Hernán Jacinto, en teclados, visitó la escuela el pasado 12 de noviembre para ofrecer una clínica de ensamble y también improvisar junto a los alumnos de ensamble.

En el Auditorio de Ciudad de la Paz, el grupo que está liderado por uno de los bateristas más reconocidos y aclamados del jazz local, ofreció un despliegue de swing, con su clásico balanceo rítmico, hipnótico y singular. Un lujo para los alumnos, que pudieron dialogar con los músicos sobre distintos temas, y en ese contexto Giunta destacó la importancia de estudiar cuestiones rítimicas, pero hacerlo con un conocimiento armónico y dando importancia al trainning de tocar sobre las formas, para "cerrar el tema orgánicamente y no tan matemáticamente".

"Así como el baterista tiene que tener conciencia de la cuestión de las formas y la armonía, también está bueno que el piano como el bajo tengan una clara cualidad  rítmica, en la medida que los tres entendamos ese mundo, en conjunto, la coalición es mayor, no sólo estudiar escalas o progresiones", agregó Giunta sobre lo "orgánico" de la música y sobre la importancia de disfrutar mientras se está tocando. Al respecto, les aconsejó a los alumnos estudiar y dedicarse en su casa para aprener y equivocarse, leer e instruirse, para que una vez que estén en el escenario, en vivo, puedan disfrutar de estar tocando.









esp esp