cibo matto yuka honda miho hatori
El reconocido dúo Cibo Matto brindó una clínica para los alumnos de la escuela, el pasado miércoles 7 de mayo, antes de dar su primer show en el país, en el marco de la gira presentación de su último disco, "Hotel Valentine", su primer material en 15 años.
En el auditorio de Ciudad de la Paz, las artistas japonesas Yuka Honda y Miho Hatori, acompañadas por Devin Hoff en bajo y Yuko Araki en batería, tocaron tres canciones y además ofrecieron un imperdible recorrido por los los entretelones del grupo neoyorquino, que se caracteriza por incluir en su dinámica pop un cóctel de hip hop, noise, jazz y electrónica.
Luego de interpretar una versión en castellano de la canción "10th Floor Ghost Girl", editada en su último trabajo discográfico, Miho, cantante de la banda, recordó cómo fueron los inicios de Cibo Matto y destacó el papel fundamental que tuvo los comienzos de la banda el teclado Roland DJ-70. "Yuka tocaba sólo ése teclado, que era muy especial, ella podía samplear muchas cosas y también tocar, siento que ese teclado nos creó, gracias a ese teclado pudimos formar el estilo de Cibo Matto".
A continuación Hoff explicó la composición de su set, compuesto por bajo y contrabajo, y probó el bajo con sus respectivos pedales chorus y distorsión. Por su parte, Yuka, instrumentista de Cibo Matto, señaló que el teclado que utilizaba se rompió dos veces durante la gira por Estados Unidos, por lo tanto ahora dan más espacio a la improvisación y al jamm, y eso, según destacó, les dá más oportunidades para cambiar el sonido en vivo. Yuka describió cómo funciona el secuenciador que utiliza, y realizó unas pruebas en vivo para demostrar cómo lo setea e incorpora en su música. "El truco -resaltó Yuko- es que si tienen un instrumento nuevo, hay que jugar y divertirse, y eventualmente descubrirán qué les gusta hacer y empezarán a tener buenas ideas". Honda, también develó que uno de los secretos de sus presentaciones en vivo radica en que Yuko Araki -baterista de Cornelius- se ajusta muscularmente al tempo que ella dispara. "Si quieren tener una buena banda, empiecen por una buena base rítmica", remarcó.
A su turno, Miho Hatori describió cuáles son los pedales y procesadores que utiliza para dar textura y efectos a su voz.  "Creo que la voz a veces puede ser complicada, porque no es tan fuerte, y yo, especialmente no canto tan fuerte, entonces creo que es muy importante tener un gran ingeniero de sonido, y él también puede mezclar mi voz", remarcó Miho.
En cuanto al proceso creativo y de producción de sus canciones, Yuka explicó que la composición y creación es conjunta -si bien realizan cosas por separado-, y que eso define a Cibo Matto. Según indicó, su nuevo álbum "Hotel Valentine", fue hecho en Pro Tools, "lo hicimos en casa, Cibo Matto es cocina casera", sostuvo.




esp esp